valeria-fratocchi

valeria nuevo

Valeria Fratocchi

Valeria Fratocchi es profesora de Comportamiento Humano en la Organización en el IEEM, Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo, Uruguay.

Se especializa en las áreas de Recursos Humanos con experiencia profesional en roles de dirección y gestión en un amplio espectro de realidades organizacionales; tanto en gestión de RR.HH, start ups y procesos de transformación organizacional y cambio cultural.

Es psicóloga por la Universidad Católica del Uruguay, máster en Dirección y Administración de Empresas, por el IEEM, especializada en diversas industrias en las que ha operado, y ha participado del Global Colloquium on Participant–Centered Learning (GloColl) y del Case Writing Workshop de Harvard Business School.

CHARLA:
THE FUTURE OF WORK

A partir de la publicación “THE FUTURE OF EMPLOYMENT: HOW SUSCEPTIBLE ARE JOBS TO COMPUTERISATION?” por parte de los investigadores de Oxford University Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne (Setiembre 2013), accedemos a una cuantificación del riesgo de que nuestros puestos de trabajo sean sustituidos por tecnología en los siguientes 20 años; y a la identificación de los tres cuellos de botella que mitigan ese riesgo: 1) Percepción y manipulación fina, 2) Capacidad creativa, 3) Inteligencia social.
Desde una perspectiva antropológica, se analiza la centralidad del trabajo en la vida humana y su contribución a la felicidad, planteando la aspiración a una construcción social en la que se pueda sostener el derecho al trabajo como derecho fundamental.

 

Desde la familia y desde la educación formal hay una agenda de trabajo – no siempre asumida - sobre la que trabajar para el desarrollo de las competencias claves en la nueva realidad. El desarrollo intensivo de las llamadas competencias blandas, así como de unos mínimos cada vez más altos en ciencia, tecnología, electrónica y matemáticas (STEM) será el factor de diferenciación para los países que puedan crear valor a partir del talento.
Asumiendo que el avance de la automatización, la robotización y la inteligencia artificial son inevitables, se identifica esta revolución tecnológica como una oportunidad potencial de mejorar la calidad del empleo. En la complementación proactiva e inteligente con la tecnología se apoya el diseño de una nueva sociedad y de un trabajo más humano y humanizante.